DCA INFANTIL

El Daño Cerebral Infantil Adquirido (DCIA) es el resultado de una lesión súbita en el cerebro que implica un cambio en la actividad neuronal, en su actividad metabólica, estructural o funcional. Dependiendo del momento y del lugar de la lesión, pueden aparecer dificultades en la movilidad e integridad física del niñ@, en la cognición, en su conducta y expresión de emociones, y en el desarrollo y maduración de sus funciones cognitivas. Y verse afectada la autonomía al realizar las actividades básicas, instrumentales y avanzadas de su vida diaría.

Desde la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de la Provincia de Alicante tenemos una visión global de la nueva situación, y acompañamos a la familia en todas las etapas del menor. Las actuaciones están enfocadas a los menores con DCA y sus familias; actividades orientadas a rehabilitar los déficits, estimular las capacidades preservadas y proveer de los apoyos necesarios con el fin de promover los mayores niveles posibles de funcionalidad e independencia, a nivel físico, sensitivo, comunicativo, cognitivo, comportamental y emocional. Para que los menores con DCA puedan valerse por sí mismos, desenvolverse en los ámbitos normalizados de la sociedad e incorporarse en la etapa escolar correspondiente, en igualdad de condiciones.

ATENCIÓN FAMILIAR;
El trabajo con las familias para facilitar el proceso de cambios y adaptación a la nueva situación.
La presencia de un DCA marca un punto de inflexión en cualquier familia que lo sufre, poniendo a dicha familia en una situación de riesgo psicosocial. La aparición repentina del daño hace que la realidad y proyectos de vida de esa familia se derrumben. El DCA no afecta a todas las familias por igual, tampoco a todos sus miembros y además va a estar en función de su momento evolutivo. Como consecuencia, cada familia presentará unas necesidades, una forma diferente de hacerles frente así como unos recursos determinados (a nivel económico, social, psicológico, etc.). Se considera necesario proporcionar a los familiares una atención integral y personalizada.

ATENCIÓN EDUCATIVA;
El trabajo con las familias, el menor y con sus docentes para facilitar el regreso del menor al sistema educativo.
Ofrecemos información, orientación y asesoramiento a la familia sobre los diferentes recursos educativos que ofrece la comunidad, según la necesidad específica del menor. Con respecto al profesorado, ofrecemos asesoramiento individualizado sobre las necesidades específicas del menor con DCA, proporcionando estrategias sobre situaciones cotidianas que suceden en el aula. Y con respecto a sus compañeros de clase o recreo, realizamos una intervención en el aula con charlas y juegos de sensibilización con el objetivo de concienciar a los compañeros sobre las capacidades y las dificultades que tiene su compañero con DCA.
OCIO;
Proveer al menor con DCA de actividades de ocio dentro de su comunidad.
La participación, comprendida como la implicación en las situaciones de la vida, incluyendo el ocio y las actividades recreativas, está asociada a la mejora del bienestar emocional, de las relaciones sociales y al desarrollo de competencias de los menores con DCAI. El objetivo principal es estimular la participación en la comunidad, en actividades lúdicas, culturales y deportivas que sean de su interés personal.

REHABILITACIÓN;
La intervención cognitiva y sensoriomotora para fomentar las capacidades existentes y desarrollar nuevas habilidades.
Profesionales del ámbito sociosanitario realizan rehabilitación de los déficits y discapacidades secundarias al DCA que están interfiriendo en la autonomía personal, estimulando las capacidades preservadas y proviniendo de los apoyos necesarios para conseguir los mayores niveles posible

Para más información puede visitar el siguiente enlace :
Area Infanto Juvenil