Misión, visión y valores

La Asociación de Daño Cerebral Adquirido de la provincia de Alicante (ADACEA Alicante) es una entidad sin ánimo de lucro, declarada de Utilidad Pública desde octubre de 2010 por el Ministerio del Interior, está inscrita en el registro de asociaciones CV-01-037659-A y número de Registro CV-2471 en el registro de Acción Social. Fue creada en Alicante, en julio de 2004, por un grupo de familiares y personas afectadas de daño cerebral adquirido (en adelante DCA) y actúa con personas de toda la provincia de Alicante

Los objetivos de ADACEA Alicante son:

•Defender los intereses y derechos de las personas con DCA y sus familias, así como ser fuente de apoyo mutuo, información y orientación para quienes atraviesan esta situación.
•Fomentar una rehabilitación integral e integración social de las personas afectadas por DCA, así como la óptima adaptación psicosocial de los mismos y su entorno, mejorando su calidad de vida.
•Sensibilizar a la población sobre la realidad humana y social del DCA, así como realizar actividades que contribuyan a la prevención del mismo.
•Promover los servicios necesarios para alcanzar estos objetivos, así como los estudios oportunos para ampliar el conocimiento sobre el tema.

El DCA es una lesión o alteración permanente en el cerebro, que se produce bruscamente en la vida de una persona. Las causas por las que se puede producir el daño cerebral son muy variadas: traumatismos craneoencefálicos en accidentes de tráfico, accidentes laborales, domésticos, deportivos…, accidentes cerebrovasculares (infartos cerebrales, derrames cerebrales…), tumores cerebrales, falta de oxígeno en paradas cardiorrespiratorias, ahogamientos, consumo de tóxicos, etc.

Las consecuencias del daño cerebral, por lo tanto, también son muchas, dependiendo del tipo de lesión: desde la persona que permanece en estado vegetativo durante mucho tiempo, a la que funciona bastante bien en su vida diaria pero ha tenido un cambio de personalidad, aquella que está en silla de ruedas, la que puede andar con cierta dificultad, aquella que no tiene memoria, quién ha perdido el habla… así hasta un sinfín de posibles dificultades. Lo cierto es que la vida no vuelve a ser la de antes, ni para la persona con el daño cerebral, ni para los que conviven a su alrededor.

Desde ADACEA se llevan a cabo varios programas que intentan hacer un poco más fácil este cambio de vida. Desde su creación se han ido ideando nuevos servicios y proyectos que intentan dar respuesta a las necesidades planteadas por el colectivo de las personas con daño cerebral y de su entorno.